Tazas personalizadas que motivan sin pedir nada a cambio

¿Cuál es el objeto más preciado de todos los que tenéis sobre la mesa de vuestro trabajo? La pantalla del ordenador no, que estaréis hasta el gorro de mirarla. Igual pasará con el teclado y con las notas adhesivas que rodean la pantalla. ¿El cactus que os trajisteis de casa para ponerle un punto natural al entorno de trabajo? Puede que sí, igual que la foto de familia que se mantiene de pie incluso durante los momentos más estresantes. Aunque nosotros apostamos por que el objeto más valioso es la taza con la que os tomáis el café de media mañana, ese recipiente que os acompaña a diario como una invitación a iniciar una pausa. Pues bien: queremos que la taza sea todavía más importante.

En CosasdeRegalo.com apostamos por las tazas personalizadas porque nos encanta plasmar nuestra creatividad sobre la porcelana. Junto con las camisetas es una de las superficies más agradecidas para personalizar: tan versátil que ya tenemos una colección inmensa de modelos con la que dejarse acompañar tanto en solitario como en compañía. Las tazas personalizadas que os presentamos hoy son una buena muestra.

Si algo tienen las tazas es que poca gente hay a la que no les guste. De diferentes tamaños, colores, materiales, con la posibilidad de darles la apariencia que uno jamás pensaría. Es aquí donde entra en juego el equipo creativo de CosasdeRegalo.com, que ha creado un par de recipientes capaces de destacar muy por encima de lo que contengan. ¿Queréis una motivación extra? La tenemos.

Las nuevas tazas personalizadas son perfectas para llevar al trabajo porque es ahí donde mejor encajan. Volviendo al principio, basta con que las coloquéis sobre el escritorio para que éste adquiera un tono más amable con ese simple gesto. Y tenéis dos nuevos modelos a elegir:

  • Sé feliz y presume de ello. No hay excusa, ni para ser infeliz ni para no comprar esta taza. Original, con una castaña en el diseño y perfecta para presidir vuestras motivaciones.
  • Haz que cada día cuente. Y que éste sea positivo, no negativo. Fácil de decir y muy complicado de conseguir, pero para eso está la taza: será una “ayudita” extra.

Ya tenéis dos motivos más para sonreír a diario. Y para estar más despejados: acompañad las tazas con una buena dosis de café. O de té, infusión… Lo que más os apetezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.